Bienestar animal. Material manipulable.

Nos ha llegado esta información desde la DGA sobre “los juguetes” autorizados en las inspecciones; comunícalo a tus granjeros.

Se adjunta documento extraído de un borrador de la Comisión Europea para dar respuesta a las dudas sobre el material manipulable. Recoge la interpretación de la Comisión y se está elaborando por los estados miembros en conjunción con los sectores implicados para ayudar a comprender el requerimiento legal del RD 1135/2002 sobre el material manipulable.

El sentido del material manipulable es que los cerdos puedan expresar su comportamiento normal, ya que se trata de un animal que tiene enormemente desarrollada la capacidad exploratoria, tanto en busca de comida como de información proveniente del medio en el que se mueve. Si no pueden hacerlo, redirigen este comportamiento hacia los otros animales del grupo con el resultado de agresiones, caudofagia, etc. Una cantidad suficiente de material manipulable adecuado debería evitar estas desviaciones del comportamiento.

Ante las dudas sobre qué material es adecuado, los materiales que enumera la normativa no son una lista cerrada, “los cerdos deberán tener acceso permanente a una cantidad suficiente de materiales que permitan unas adecuadas actividades de investigación y manipulación como paja, heno, madera, serrín, compost de champiñones, turba o una mezcla de los mismos, que no comprometa la salud de los animales. Se admitirán otros materiales que cumplan en conjunto las mismas características: que sean manipulables, deformables, que se puedan masticar y desmenuzar y que les aporte información (olores, sabores o texturas…)

El documento adjunto ofrece una variedad de posibilidades que permita a los ganaderos elegir los materiales más adecuados en función de sus circunstancias como el tipo de granja, país, las condiciones climáticas, qué materiales tienen disponibles y cuál es su impacto económico.

Las cadenas y juguetes rígidos no cumplen estas características y no se consideran adecuados por sí solos, según el criterio de la Comisión europea. Otros materiales de enriquecimiento son cuerdas, madera, mazorcas, sacos de arpillera, pellets, cáscaras de cacahuete… aunque según la tabla algunos habría que usarlos en combinación con otros.

El documento no tiene implicación legal, es solo una guía. En el curso de las inspecciones de bienestar en explotación, se informará al ganadero y se harán anotaciones en el apartado observaciones del acta cuando los materiales no sean adecuados. No se considerará una infracción a sancionar sino una mejora que tienen que realizar para cumplir con el RD. Por otro lado, el ganadero tiene que saber que si los cerdos no prestan ninguna atención al material, debería cambiarlo o complementarlo con algo más.

Nuestro objetivo a corto plazo debería ser instar al sector a  trabajar en encontrar soluciones compatibles y viables con sus sistemas productivos y con los materiales que estén a su disposición.

Espero que el documento sea de utilidad.

Share